Delirios de Grandeza

Momentos y pausas

octubre 1, 2008
Dejar un comentario

Salir de la biblioteca, escuchar el principio de una canción e inexplicablemente esbozar una sonrisa… Obligatoriamente diriges tu mirada al cielo y te olvidas de todo, la dejas allí perdida. El viaje de vuelta es un simple segundo, sólo vuelves a ser tú cuando el sonido de la lluvia te despierta del sueño e interrumpe la monotonía que te ha estado acompañando. No te has dado cuenta de nada.

Anuncios

Sentimiento de angustia premeditada

septiembre 27, 2008
Dejar un comentario

Su imaginación dibujando serpientes en las cortinas. Llevaba horas delante de aquellos apuntes, había cambiado cientos de veces la banda sonora, pero seguía siendo incapaz de huir de su mundo onírico. No podía dejar de recordar tantas cosas insignificantes, un sinsentido total colmaba su cabeza, trucos baratos de magia y cerillas que se apagaban acariciadas por la suave brisa de sus suspiros. Tan joven, inmaduro como el primer día. Sensaciones de un día, de un minuto, de un segundo; viajes fantásticos que cruzaban su mente y desaparecían antes de que pudiese agarrarlos. Apenas le daba tiempo a esbozar una sonrisa, a fruncir el ceño o a mirar al techo intentando reiniciar la cuenta atrás de un nuevo día.

Si la culpa era de alguien, era suya. Esta vez no valía esconderse detrás de un defecto cualquiera, aquella imagen en blanco y negro era un recuerdo continuo que le apuñalaba por la espalda.


Desconozco, me encanta

septiembre 21, 2008
Dejar un comentario

Me encantaría poder escribirte una canción, pero hace mucho tiempo que mis palabras desgañitan mi garganta. No es fácil, creeme. He malgastado ya mucha tinta, he roto muchas hojas de papel y nunca he conseguido nada que esté a la altura. He estropeado las paredes de mi habitación, he fundido mis pensamientos en mi piel, he callado, he gritado, he corrido buscando la inspiración, pero al final, la historia se repite. Hasta las cuerdas de mi guitarra están rotas, y ahora tengo que imaginarme como sonaría ese momento. Y mira que aunque no lo creas, me conoces, y sabes perfectamente como sería…

No se cuánto tiempo podré mantener la cabeza fría. Y no es por tu bien, es por el mío. Cada hora es una historia diferente, y yo nunca gano, y tú nunca lo entiendes. Y yo aquí, como siempre, pensando que esto es una historia triste, y no es nada más que algo que busca su final.


En medio de ninguna parte

septiembre 18, 2008
2 comentarios

Las decisiones son un interminable camino sin asfaltar que nos acompaña y nos maltrata a lo largo de todos los segundos de nuestra existencia. No podemos huir de ellas, y ellas no pueden soportar su peso sin nuestras dudas. Son un virus que no se puede erradicar, un virus necesario y existencial metido en nuestra mochila un día tras otro…

Son la agonía de un resplandor cualquiera, rumores, consignas, palabras en muchas veces envenenadas. Tantas veces parafraseamos sobre la dura decisión que nos supone elegir entre el camino de la izquiera y el de la derecha en un bosque a oscuras y desconocido, y tan pocas veces nos fijamos en la efímera existencia de un islote donde poder naufragar.

¿No te aburre tener que ver tantas sombras y maldecir tantos suspiros errantes que acarician tu cuello sin cesar? Puedes arriesgar, puedes tirar todo por la borda, puedes quedarte quieto y no saber lo que hay detrás, puedes volver sobre tus pasos, puedes soñar con un final errante pero glorioso. Ahora mismo deberías estar pensando en si debes pulsar una tecla más o no, y no lo haces. Es nuestro instinto, es nuestra personalidad, las ganas de completarnos que tenemos cada mañana. ¿Qué esperabas de esa estrella que apenas brilla mientras flota sin rumbo por los ríos de tu conciencia?

Qué esperabas ahora que te he puesto rostro…


Hoy

septiembre 16, 2008
2 comentarios

Hoy no podía dormir, no he podido evitar abrir los ojos. Me he develado con una obsesión, te escribiré el mejor relato del mundo. Notarás que hace apenas 3 horas empapaba mi cama de sudor mientras corría las hojas amarillentas de mi libro favorito de Leonard Cohen, mientras sonaba la armónica de Bob Dylan de fondo. Lo notarás en cómo me influye a la hora de escribirte, en que sé que puedes escuchar su voz rota y su guitarreo de fondo, en las ganas que tendría de decirte que no paro de pensar en tu mirada camaleónica, en tus ojos difusos que me visten de etiqueta, en los deseos de un paseo en barca contigo en el que nos perdamos en medio del lago y me hagas una buena mamada. (más…)


Sangre

septiembre 10, 2008
Dejar un comentario

Es menester de todos crear ídolos y fantasias. Colorear formas a nuestra manera para entretener así esas horas muertas que nos brindan nuestros pasos. De dudosa utilidad pero necesario al fin y al cabo, de apariencia insípida, de trazos en blanco y negro.

Es necesario sangrar. Sentirnos héroes aunque sólo sea por un minuto, aunque sólo nosotros nos reconozcamos como tal. Porque somos tan jodidamente simples que si no esbozamos una sonrisa provocada por nuestros propios actos, no somos capaces de conciliar el sueño cuando llega la hora de ponernos el pijama.


Momentos de letargo

septiembre 7, 2008
Dejar un comentario

El sonido de un grifo cerrándose. Polvo en la pantalla del ordenador y desorden generalizado en el cuarto. Al fin y al cabo es tu mundo, y algo querrá decir.

Muchas veces estás en un sitio y sientes que no pintas absolutamente nada allí. Por lo que sea has acabado sentado en aquel taburete o viendo aquellos patos correr tras los gusanitos que lanza el niño, pero no, no te pega, no te apetece, no es el lugar donde deberías estar. ¿Y qué haces entonces? No te mueves, no reaccionas, vueltas, vueltas, más vueltas y una tortura sin sentido. Nunca vencen las ganas de dar cosas a entender, siempre hay conformismo, y entonces echas de menos ese diario que nunca tuviste, sus pastas duras, sus hojas amarillas, las líneas azules para no torcerse. Una simple ayuda para no desviarte demasiado, tanto años a la espalda y todavía es lo que necesitas.


Obsesiones

agosto 31, 2008
Dejar un comentario

Él estaba sentado en aquel taburete, una cerveza fría en una mano, en la otra la áspera piel de su mejilla. La mirada perdida y aquella música de los ’80 sonando de fondo. No le importaba lo que pasaba a su espalda. Ni los gritos de la gente, ni aquella pareja bailando. Él sólo quería seguir pensando en lo mismo, en esa obsesión que nunca tendría por ser demasiado inmaduro, ese deseo que le consumía todos los días. Esos labios que subieron del infierno, esa lengua que no es más que un pecado, esos ojos que le atraparon. Ese cuerpo que no escapa de su mente.


Prueba literaria a las 5:38 AM

agosto 29, 2008
Dejar un comentario

Desde su marcha… nada ha vuelto a ser lo mismo. Bueno, más bien fui yo el que me marché, pero el resultado es parecido a día de hoy. Pero no quisiera hablarte de ella de esta manera, sería totalmente injusto. Yo soy alguien que sencillamente se dedicaba a dejar pasar las cosas, a intentar no molestar al resto con mis preguntas mientras evitaba encontrar respuestas en mi mismo; o conmigo, o cua sea la expresión correcta. Era curioso que fuesemos tan distintos. Ella era vida, movimiento, saber estar y desenfreno a la vez. No hacía mucho más que una conversación muchas veces insulsa para que te hiciese huir de la nada. Y es que en eso estaba cayendo yo, en la puta nada, en desesperarme por todo. Pero lo hubiese hecho con o sin ella, estoy seguro.

(más…)


    Otro día más

    octubre 2017
    L M X J V S D
    « Mar    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.