Delirios de Grandeza

Invierno (II)

enero 24, 2011
Dejar un comentario

Como si se tratase de la ilógica sincronía de las primeras filas de un concierto de rock, mis pasos se aceleraban hacia la marquesina de autobús que mi recorrido de vuelta a casa tenía por albor. Encogido de hombros, jugando con el humo y palpitando con las manos por culpa del frío.


Publicado en Sobre el tiempo

Invierno (I)

diciembre 12, 2010
Dejar un comentario

Y aunque el cambiante tiempo lo disimule y los guantes aún no blinden nuestra apariencia, las luces se encargarán de recordarnos los ineludibles días de copa y puro. El ansia de regalarnos placer.
Pena de tanta vergüenza de lujuria.


Publicado en Sobre el tiempo

Otoño (III)

diciembre 2, 2010
Dejar un comentario

Un pedazo de chocolate que degustar lentamente entre la fina humedad que expiraba de su nariz tras cada bocanada de aire. Era el momento de arroparse frente al televisor sin mucho más que hacer, honrando la penumbra que transmitía aquellos gélidos días.


Publicado en Sobre el tiempo

Otoño (II)

noviembre 11, 2010
1 comentario

Aletargado, cegado por la espesa niebla que calaba sus huesos, quedó reprimido en esa sensación de inseguridad bajo un aún oscuro cielo de madrugada. No podía ocultar lo decepcionado que estaba consigo mismo, así que las hojas caídas que pasaban por allí recibieron un deshonroso puntapié cargado de ira.


Publicado en Sobre el tiempo

Otoño (I)

octubre 6, 2010
Dejar un comentario

Si algo me gustaba de la tibia estación, era la lluvia de castañas, las hojas que se daban por vencidas y la sensación de frío en mi cuello cuando me quitaba la bufanda que arropaba mi afán madrugador.


Publicado en Sobre el tiempo

Un verso estacional

septiembre 6, 2010
Dejar un comentario

No se dejó caer en la amargura, nunca quiso ser perenne. Un poco de cola blanca y quizás conseguiría una vida. Demasiado aguarrás en su hígado y tendría que volver a hibernar.


Publicado en Sobre el tiempo

Tres versos estacionales

agosto 15, 2010
Dejar un comentario

I. La amargura del verano es una pluma que descansa en un tejado gris de tres alturas.

II. No tengo duda del éxito de mis descisiones, si no fuera porque dependen de ti tanto como de un árbol alicaído.

III. Secándome el sudor entendí que el invierno se había adelantado al frío.


Publicado en Sobre el tiempo

    Otro día más

    agosto 2017
    L M X J V S D
    « Mar    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.