Delirios de Grandeza

IV. | noviembre 24, 2010

Pegó un sórdido grito al comprobar que llevarse algo a la boca, tras días de no hacerlo, fue tan doloroso como el hambre. Sus labios, sin encaje, estaban ahora cuarteados.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Otro día más

    noviembre 2010
    L M X J V S D
    « Oct   Dic »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: