Delirios de Grandeza

Incompleto | marzo 18, 2010

Al terminar mis quehaceres habituales decidí salir a la calle, más que a pasear, a fijarme en la gente que aún daba vida a estas tristes baldosas de siempre a unas horas tan poco habituales. Es sorprendente la cantidad de fumadores que aparecen cuando el sol se cae por completo.

Más tragicómico resultaban las luces de los coches apuntando al infinito o el eterno deportista al que su jornada laboral no le permite más ejercicio que el exceso de vida y déficit de sueño. También me fijé en aquel hombre gordo, de mirada inquietante que denotaba posesión, cansancio, quietud y disciplina. Como el que de tenerlo todo muere de envidia.

A partir de ahí, poco más que reseñar. Volví casi por el mismo camino y me dediqué a cerrar los ojos bajo aquella distraída sombra. Un día más no encontraba una razón por la que dormir. Qué pregunta más inútil.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Otro día más

    marzo 2010
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: