Delirios de Grandeza

Mirando al pasado | agosto 14, 2009

A lo largo de la vida hay que tomar cientos de decisiones; duras, efímeras, relevantes o dolorosas, hay para todos los gustos. No descubro nada nuevo diciendo esto ni por supuesto lo pretendo, pero hay días en los que te azota esa responsabilidad y no puedes huir de ella. Hay que ser valiente, templado y ardiente al mismo tiempo y lanzarse de cabeza hacia aquella decisión que puedes creer la mejor, y el tiempo se encargará de poner las cosas en su sitio y darte la razón o no.

Hay que dejar recuerdos atrás, labios oxidados, miradas perdidas, palabras inacabadas, paseos sin rumbo y copas sin dueño. Intentar tanto evadirse de la rutina como alterar nuestros sucesos. Hasta que un día te despiertes y pienses que la vida es lamentablemente aburrida sin ninguna complicación, sin nadie que te saque de quicio, sin historias que no te dejen concentrarte.

Llega el día en que tienes que agachar la cabeza, ruborizarse sin remedio y gritar al aire, “y es que te echo jodidamente de menos”.

Ahora no queda más que tragar saliba.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Otro día más

    agosto 2009
    L M X J V S D
    « Jul   Sep »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: