Delirios de Grandeza

Una ciudad de noche | marzo 7, 2009

Caminar con extraña parsimonia.
Avalanzarse sobre la calzada rodeado de personajes teñidos de rojo sin ingún temor.
Ser Viernes noche y llevar horas sin probar el alcohol.
Escuchar la maquinaria de un reloj de carretera al cambiar de minuto.
Subir a la pasarela más alta de la ciudad.
Observar en silencio una cuidad muerta apolillada por el humo de las chimeneas.
Temblar sobre el paso de un tren sin destino alguno bajo tus pies.
Lamentar no llevar encima una cámara fotográfica.
Decidir que es hora de volver a casa.
Aguantar un día en el que tus ojos han pasado demasiadas horas en tus ojos.
Escuchar una canción.
Tumbarse vestido y sin inguna preocupación sobre tu cama.

Hay cosas que simplemente haces porque sí, pero que muchas veces acaban redondeando el día.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Otro día más

    marzo 2009
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: