Delirios de Grandeza

Good Morning: crisis de identidad | octubre 12, 2008

Mírale, en qué estará pensando, parece tan feliz…

Cuando se despierta un día cualquiera su sensación es siempre de que el día le va a pintar bien. No necesita escuchar las noticias, ni saber cómo se está quedando sin aire el mundo. Atiende sin mayor dedicación solamente a las cosas que le atraen y se va muchas horas después de nuevo a su cama, sin la necesidad de que aquello que puede que jamás pueda tener le quite el sueño. Para qué, ni siquiera se pregunta, es algo totalmente innecesario. Se pasa el día buscando pequeños momentos que puedan diferenciar unos pálpitos de otros, claro, pero nunca tuvo que aprender eso de no hacer un abismo de los pequeños detalles, nunca se le pasó por la cabeza, nunca le enseñaron y nunca se esforzó.A simple vista tan… simple, sólo podría definirlo como simple, y me resulta tan complicado comprenderlo… A mí se me nota tanto que me encantan los puntos suspensivos, y él con las manijas de su reloj siempre en hora punta.

Cualquier otro día escupiría pestes por la boca ante esa forma de vivir, esa forma de actuar. Piénsalo, si realmente el ángulo con el que tú miras las cosas hace de este paseo algo mucho más dulce. Más dulce porque cuando el amarillo amargo se marcha, es todo increíble aunque sólo sea por unos minutos. De no querer quitarte ese sabor de la boca vienen luego todos tus problemas. Y es que de él muchas veces añoras lo que tú no puedes tener, esa despreocupación por la ciencia de la mente. Para él lo mismo una y otra vez acaba siendo diferente, para ti es una patada a una piedra que te hace volver a casa cojeando. Y recuerda que él está ahí sentado, con los ojos abiertos, feliz, y tú aquí, ¿cómo estás tú? Que ni siquiera eres capaz de darle un toque de color a lo que quieres expresar hoy. Deseando ser odiable, insuficiente, particularmente genérico por una vez en tú vida. Una máquina más. Sí, claro, por una vez…

Cómo puedes volver a tener ganas de morir ahogado otra vez, un día pensé. Y cómo él que no piensa, no sirvió de nada hacerlo.

Eres como eres, asúmelo. Tan tonto como para decírselo a todo aquel que quiera saberlo. Tan impredecible cómo para levantarte de esta silla y ponerte a bailar.

Anuncios

Publicado en Flagelando el mundo

1 comentario »

  1. Que quieres que te diga..en el fondo me da envidia…

    Comentario por shehere — octubre 16, 2008 @ 20:49


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: