Delirios de Grandeza

Momentos de letargo | septiembre 7, 2008

El sonido de un grifo cerrándose. Polvo en la pantalla del ordenador y desorden generalizado en el cuarto. Al fin y al cabo es tu mundo, y algo querrá decir.

Muchas veces estás en un sitio y sientes que no pintas absolutamente nada allí. Por lo que sea has acabado sentado en aquel taburete o viendo aquellos patos correr tras los gusanitos que lanza el niño, pero no, no te pega, no te apetece, no es el lugar donde deberías estar. ¿Y qué haces entonces? No te mueves, no reaccionas, vueltas, vueltas, más vueltas y una tortura sin sentido. Nunca vencen las ganas de dar cosas a entender, siempre hay conformismo, y entonces echas de menos ese diario que nunca tuviste, sus pastas duras, sus hojas amarillas, las líneas azules para no torcerse. Una simple ayuda para no desviarte demasiado, tanto años a la espalda y todavía es lo que necesitas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: