Delirios de Grandeza

Obsesiones | agosto 31, 2008

Él estaba sentado en aquel taburete, una cerveza fría en una mano, en la otra la áspera piel de su mejilla. La mirada perdida y aquella música de los ’80 sonando de fondo. No le importaba lo que pasaba a su espalda. Ni los gritos de la gente, ni aquella pareja bailando. Él sólo quería seguir pensando en lo mismo, en esa obsesión que nunca tendría por ser demasiado inmaduro, ese deseo que le consumía todos los días. Esos labios que subieron del infierno, esa lengua que no es más que un pecado, esos ojos que le atraparon. Ese cuerpo que no escapa de su mente.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Otro día más

    agosto 2008
    L M X J V S D
        Sep »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031

    Haku said:

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: